3

La dictadura de los títulos en las redes sociales

  • Los conejos sociales de las redes reproducen virales a partir del título sin lectura previa del contenido.
  • Esa viralidad espontánea permite la manipulación de grandes masas de gente.

OPINIÓN. Geovanny “Debrús” Jiménez. No vamos a descubrir el agua tibia con sal, ya todos los sabemos: las redes sociales reproducen títulos, no contenidos. Pero vamos a dar un paso adelante en este tema porque lo realmente asombroso es que sigamos siendo cómplices de ello y que la gente siga creyéndose la muy suspicaz al compartirlos.

No hay una estadística al respecto, pero si vos y yo que leemos contenidos con mayor regularidad también lo hemos hecho, no tengamos duda de que en un país con niveles de lectura realmente pobres como este*, los datos reales detrás de la apariencia son misérrimos. Yo me atrevo a decir que entre un 85 y un 95% de los títulos reproducimos no tuvieron una lectura previa del contenido por parte de quien les dio “compartir”.

Consulte nuestros planes de corrección, publicación y difusión de libros con respaldo de Editorial CulturaCR. Tel. 85272814. Clic en la imagen para detalles sobre el servicio completo que incluye promoción, media kit y mucho más...
Consulte nuestros planes de corrección, publicación y difusión de libros con respaldo de Editorial CulturaCR. Tel. 85272814. Clic en la imagen para detalles sobre el servicio completo que incluye promoción, media kit y mucho más…

En otras palabras: reproducimos títulos, no contenidos. Tanto en el Facebook como en el Twitter, los usuarios de redes sociales no ingresan a los contenidos antes de tomar la decisión de compartirlos. En muchos casos, como en el de las noticias de la prensa, los “conejos” (reproductores de contenidos masivos), suponen lo que dice el texto y con una completa confianza en su poder de telepatía, no dudan un segundo en darle clic a la palabrita “compartir”.

No es extraño, entonces, que hayan proliferado y prosperado páginas como “El deforma” en México y en Costa Rica “Laprendalibre”, que hacen sátira usando noticias falsas o parodias de supuestos hechos que resultaron ser mentiras.

Es un asunto de la tiranía de los títulos, de cómo acomodarlo para que no mienta del todo, pero obviamente no diga los hechos importantes. En la mayoría de casos vemos títulos con frases de artistas, políticos o personajes públicos sacadas de contexto y omisas de otras palabras que les den el contenido correcto. En otros la omisión es el gran secreto: no decir lo que le quita el sesgo amarillista. Por ejemplo, no es lo mismo decir “Diputado opositor Mario Redondo dice que los viajes del Presidente son un desperdicio de fondos”, que decir “Viajes de Solís “son un desperdicio de fondos”, dice diputado”.

Pero entonces, ante esta realidad lo pasmoso es que todos nos sintamos, de repente, muy cómodos con este sistema que nos ayuda a todos, desde cada una de nuestras trincheras, a ser cómplices de esa mediocridad cuando nos conviene. ¿Será una actitud muy tica esa de acomodarse a lo malo si le conviene? Así las cosas, un día estoy criticando una noticia que evidentemente manipula los contenidos y usa el título para joder a alguien que me agrada, pero unos días después estoy compartiendo otra que usa la misma práctica viciosa pero a quien jode es un contrario, entonces ya no me importa.

Vos tambien-columna2

¡Y la gente cree que comparte calidad y que es muy crítica y consciente! Pero como dije en otro artículo relacionado, lo que la gente no entiende -y parece que no le importa mucho- es que todos los días es manipulada. Deténgase aquí, porque lo dije bien, sí, dije manipulada. Mediante esos títulos tendenciosos, omisos, falsos y falaciosos a veces, sensacionalistas siempre, los medios de comunicación dejan ver una agenda noticiosa que define una línea editorial según sus intereses. Los medios, en su búsqueda del rating (visitas y viralidad en la social media) y en la defensa de los intereses creados de sus propietarios y/o financistas, manipulan todos los días esos títulos para que usted tenga la necesidad de reproducirlos. Usted es manipulado porque ellos provocan sus deseos de morbo, de berreo, de serrucho, de revancha política, de burla, entre otros, pero también excitan su indignación, su molestia, su ira y sus necesidades de venganza, de reproche y de violencia verbal. Y podríamos hablar también del sexo, de la sangre y de otros temas que generan polémica entre la gente por diferencias ideológicas, partidarias, religiosas o simplemente de criterio.

Y para lograr esa manipulación, ¡ahora ya no precisan los contenidos, con el título manipulado basta! Y aunque la gente descubra la tergiversación del “post” en cuestión, ya no importa, porque miles de personas se quedaron, antes de ser denunciado, con la impresión inicial, y solo unos cuantos se van a tomar el tiempo de leer una aclaración o un reclamo de algún lector acusioso que sí se dio cuenta del engaño mediático. Incluso habrá quienes ante el reclamo del lector que sí leyó el contenido defenderán el morbo del título. Y esto es cuestión de todos los días ahora, no uno o dos casos aislados en una semana. No, yo puedo darme cuenta con solo ver los titulares más leídos que se reproducen en redes: la mayoría tienen algún grado de quiebre para excitar la viralidad.

El imperio o la tiranía del título, la ceguera popular y la viralidad que tanto desahoga el desconocimiento de la gente y alimenta la desinformación diaria, que construye día a día un panorama pesimista, sórdido, violento y falso; se trata de una realidad mediada.

*Así comprobado en la Encuesta Nacional de Cultura 2015.

Lecturas: 1381 veces.

About author / Geovanny Jiménez S.

Conocido como Geovanny "Debrús" Jiménez es el director y fundador de Culturacr.net desde hace 10 años. Es escritor con tres obras publicadas en narrativa (Cuando la muerte no alcanza, 2010 / Una sola huella, 2012 / Eroscopio, 2013), comunicador y politólogo con más de 20 años de experiencia en la educación y las gestión cultural.

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Culturacr.net

Culturacr.net es una plataforma cultural que incluye un medio de comunicación digital, próximamente uno impreso, cursos y talleres, una operadora de turismo cultural y educativo, una editorial y otros servicios artísticos y culturales. Contáctenos al teléfono (506) 8527-2814.

MÁS INFORMACIÓN

ARCHIVO

SUSCRÍBASE