2

Los candidatos a la Presidencia para el 2018 y algunas proyecciones

  • Un recuento preeliminar y algunas proyecciones electorales para el año pre-electoral 2017.

Geovanny Jiménez S. Dentro de un año Costa Rica estará a un mes de realizar nuevas votaciones para definir sus poderes Ejecutivo y Legislativo.

Publique su libro con Editorial CulturaCR. Info: tel. 8527-2814. Clic en la imagen para detalles. (Pub).

El 2017 inicia y se proyecta como un interesante año pre-electoral que augura otra campaña política de cambios y quizás de sorpresas, gracias a un elector costarricense cada vez más voluble (cambia fácilmente su elección y en poco tiempo), más versátil (juega más con diversidad de razonamientos para elegir), menos partidista (fiel a un partido político) y menos ideológico (no se casa con un pensamiento porque no lo entiende o porque no le interesa hacerlo).

¿Quiénes quieren ser candidatos de sus respectivos partidos para las elecciones de febrero de 2018? ¿Y cuáles proyecciones le vemos a cada uno de ellos? En este ensayo preliminar -inconcluso- podemos ir esbozando cómo se va cuadrando el panorama electoral.

Por supuesto, ningún sondeo o encuesta presente puede predecir lo que sucederá en las convenciones de cada partido ni mucho menos en las elecciones nacionales de 2018. Como ya nos ha enseñado la política electoral de Costa Rica, nada se define antes del día E y, al contrario de la época del bipartidismo, incluso las tendencias pueden cambiar de manera impredecible.

Y aunque muchos emitan ahora frases que pretendan ser absolutas o deterministas como “que el partido de Gobierno no tiene oportunidad por la mala imagen de la actual administración”, o de “que el Partido Liberación Nacional es el llamado a ganar las elecciones”, o de “que la gente no votará ya más por partidos o candidatos cuestionados por corrupción o incapacidad”, o similares, lo que sí va quedando claro es que el costarricense no tiene un comportamiento electoral muy fácil de explicar.

Ahora bien, sí podemos definir algunos principios que podrían marcar ese comportamiento. En primer lugar, su tendencia a la búsqueda del equilibrio en lo ideológico y del balance en lo personal. Además, una leve tendencia a inclinarse por el cambio de partido después de dos gobiernos seguidos, pero que cuando se trata de uno, puede mostrarse aún indulgente. Y tercero, su más reciente inclinación por decidirse hasta el final por quien votar, incluso el mismo día de las elecciones. Finalmente, el desencanto ciudadano hacia la política sigue calando, pero permanece alguna responsabilidad cívica en el colectivo social.

¡Conozca la impresionante isla San Lucas! Tel. 8527-2814.

Los candidatos. Resulta claro que el partido que más desplante mediático ha incitado es el PLN, principalmente por la expectativa generada por el ex-presidente Óscar Arias sobre su eventual pre-candidatura, pero además por la decisión de Figueres Olsen de anunciar la suya incluso antes de que Arias renunciara a tal posibilidad. Arias Sánchez le abrió las puertas a dos candidatos que podrían capitalizar el apoyo arista: Roberto Thompson y Antonio Álvarez Desanti.

Y aunque Sigifredo Aiza y otros personajes liberacionistas pretendan hacer candidatura es casi un hecho que el ungido del PLN saldrá de esos 3 pre-candidatos, y quizás para algunos será una disputa entre Figueres y Álvarez. Este último ha tenido acercamientos para aliarse con Thompson y eso lo catapultaría como el más fuerte, principalmente porque Figueres tiene muchos anticuerpos no solamente en el arismo tradicional, sino sobre todo fuera del partido (en una convención abierta eso puede marcar diferencia).

Y aunque Álvarez Desanti tiene también anticuerpos dentro del partido por haberlo abandonado e intentar fundar casa aparte, lo cierto es que él podría canalizar al arismo, considerando que es un político más hábil ahora y mejor negociador, con don de gentes y se muestra ecuánime, es decir, balanceado. En todo caso, lo cierto es que la contienda, con 2 o con 3 candidatos, en el PLN será muy complicada.

En la casa del PUSC hay dos tendencias que ya se definen con claridad: la más inclinada al liberalismo económico liderada por Rodolfo Piza -apoyado por el ex-presidente Miguel Ángel Rodríguez- y los oponentes liderados por el actual diputado y Presidente de la Asamblea Legislativa José Rafael Ortiz -con el apoyo del ex-presidente Abel Pacheco-, quienes muestran una inclinación más socialcristiana. En este partido también está Miguel Carabaguiaz con popularidad pero sin apoyo en el partido, así como Gerald Murray, un desconocido que ha militado en otros partidos. En junio decidirán su candidato.

El PUSC tiene a su favor el posicionamiento dirigencial en las comunidades, así como contar con un candidato ya fogueado en estas lides y que generó simpatías en las elecciones anteriores, como es el caso de Piza. El partido ha ido calando lenta pero firmemente en la recuperación de su caudal partidista, pero carga consigo el peso de gobiernos teñidos de corrupción.

El partido de gobierno, por su parte, asume una política de cautela y poca premura en anunciar pre-candidaturas. El partido siempre ha venido de menos a más y no se ha sentido ganador desde el principio, como sucede en el PLN, donde las campañas empiezan usualmente muy temprano. Este comportamiento proyecta una campaña similar a la anterior, donde los fuegos cruzados se incrementan en el PLN, mientras el PAC e incluso el PUSC actúan con más precaución.

Un detalle importante es el prejuicio electoral: en Costa Rica la prensa y el medio político sigue considerando al PLN como el partido más grande por una supuesta base electoral que las encuestas le dan, pero normalmente esas encuestas que lo catapultan como el favorito de entrada son las que usualmente fallan en la percepción del sentir político del costarricense. Es innegable que el PLN tiene una base partidaria más grande que los demás partidos, pero también es preciso informar que ha disminuido significativamente en las últimas elecciones.

Hoy no hay partidos grandes, la prensa los construye, y eso sucede porque esos partidos logran capitalizar más apoyo económico de los grupos de interés, desde la prensa (ahora más claramente financiada por políticos y empresarios con otros intereses comerciales) hasta los empresarios con intereses creados en negocios o sectores económicos específicos. Por supuesto, en los partidos “grandes” hay una historia que pesa y una base dirigencial que aún define mucha de la organización política en las comunidades. Sin embargo, el elector costarricense ha ido más allá de la prensa y de la propaganda política, y eso habla de una democracia electoral sana e interesante para este país. Cuántos dijeron que Rodrigo Arias sería presidente por ser un Arias, cuántos dijeron que Araya sería presidente por ser PLN, cuántos dicen ahora que Figueres ganará por ser un Figueres e incluso dijeron parecido de Calderón Fournier… La historia reciente nos habla y bien claro.

Por esa razón entre estratégica e idiosincrática, el PAC aún no tiene candidatos que se proyecten fuertemente, pero ya se escuchan algunos nombres. Es el caso de la vicepresidente Ana Helena Chacón, quien tendría no solamente el apoyo del “Guillermismo”, sino también del Movimiento Esperanza liderado por Juan Carlos Mendoza, principalmente por el apoyo a su fuerte agenda en el campo de los derechos humanos.

Sin embargo, además de Chacón, el nombre del joven Carlos Alvarado (ex IMAS y ahora Ministro de Trabajo, líder de la agenda contra la pobreza y por el tema social) también podría obtener apoyo de una parte del “Guillermismo” o progresismo. Alvarado también tiene amigos en el “otro progresismo”: el de Mendoza.

Conozca Corcovado, uno de los mejores parques nacionales del Mundo en diciembre. ¡Solo 17 campos! Haga clic en imagen para detalles. Tel. 8527-2814.

Y, por supuesto, nadie descarta al mismo Juan Carlos Mendoza, hoy representante ante la OEA y quien aún mantiene su base de influencia en la juventud y el movimiento que fundó.

A estos eventuales pre-candidatos se suma el nombre ya muy conocido de la limonense Epsy Campbell, quien tiene el apoyo de la tendencia ottonista, y del mismo Ottón Solís, con quien ha tenido una posición crítica del Gobierno de su propio partido. En este panorama, aún no declarado, podrían surgir otros candidatos.

Un escenario posible también podría enfrentar dos grupos bien marcados: el ottonismo con su candidata y el progresismo con una mancuerna de los nombres mencionados: Mendoza, Chacón, Alvarado y otros afines. Téngase presente que el Gobierno actual viene mejorando su imagen y eso le abre al PAC una oportunidad de continuismo.

El partido Frente Amplio, por su parte, se quedó sin su candidato principal: José María Villalta, quien anunció su no participación para estas elecciones. En este partido suena fuerte el nombre del ecologista Edgardo Araya, actual diputado, y muy querido por su agenda ambiental, principalmente.

El Libertario, finalmente, pareciera ser un partido de un solo nombre: Otto Guevara, más ahora que ha recibido el apoyo de un grupo disidente del partido que estaría liderado por Malavassi. También está el Partido Nueva Generación que pretende convertirse en una fuerza con líderes de otros partidos y una propuesta confusa en lo ideológico.

Si me preguntan qué proyecto jugando a Nostradamus para este año, diría que una contienda muy cerrada, donde cada avance será definitorio para cada partido. Un año de desgaste político que puede, además, redundar en más desprestigio para la política de altura; como no sucedía hace rato vuelven las convenciones a lo interno de los partidos, donde todos se saben con buenas posibilidades de alcanzar la Casa Presidencial en Zapote. Y esa intensidad política también provocará decadencia y politiquería. Sin duda, el más sabio será quien emerja, pero además el que mejores recursos -económicos, humanos e intelectuales- posea. No solo se tratará de tener mucho dinero y mucho de todo, sino de saberlo usar.

¿Quién será el más sabio, cuál será la mejor estrategia, cuáles serán las fórmulas y dónde están las oportunidades para sobresalir de unos frente a otros? En broma y en serio digo que esas respuestas las aportaré a quien me contrate para escucharlas.

¿Los favoritos para ganar las convenciones? Creo que en el PLN gana Álvarez Desanti, en el PUSC gana Piza y en el PAC no tengo ni la más remota idea. No creo que los demás partidos hagan convenciones, aunque el Frente Amplio podría sorprender si Araya Sibaja no logra negociar con todos los sectores, principalmente los más de izquierda.

En lo ideológico creo que siguen dándose dos grandes bandos: los de centro-izquierda (FA, más izquierda y PAC, más centro) y los de centro-derecha (PUSC, más centro y PLN-ML, más derecha).

Según lo percibo, hay 3 partidos con más posibilidades de lograrlo: el PAC, el PLN y el PUSC. No solamente por su historia (los 3 han gobernado), sino porque muestran mejor capacidad de organización y han venido aumentando significativamente sus alcances en todo el país.

Finalmente, recuerdo que todo lo aquí planteado es solamente un acercamiento y que mucho de esto podría cambiar si los factores decisorios también cambian. Hay muchos imponderables. Hay mucha diversidad de aspectos en el laberinto de los vientos políticos…

Lecturas: 935 veces.

About author / Geovanny Jiménez S.

Conocido como Geovanny "Debrús" Jiménez es el director y fundador de Culturacr.net desde hace 10 años. Es escritor con tres obras publicadas en narrativa (Cuando la muerte no alcanza, 2010 / Una sola huella, 2012 / Eroscopio, 2013), comunicador y politólogo con más de 20 años de experiencia en la educación y las gestión cultural.

2 Comments

  1. Karl Hütt

    Hay un nuevo partido, se llama Vamos, con Margarita Salas a la cabeza, con una propuesta muy interesante, sobre todo para la juventud costarricense. Nos puede dar una buena sorpresa en estas elecciones.
    Las nuevas generaciones estamos empezando a tomar control de la política. No es algo para subestimar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Culturacr.net

Culturacr.net es una plataforma cultural que incluye un medio de comunicación digital, próximamente uno impreso, cursos y talleres, una operadora de turismo cultural y educativo, una editorial y otros servicios artísticos y culturales. Contáctenos al teléfono (506) 8527-2814.

MÁS INFORMACIÓN

ARCHIVO

SUSCRÍBASE